LIBRO APACIENTA MIS OVEJAS PDF

Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas. 18En verdad, en verdad te digo: cuando eras más joven te vestías y andabas por donde querías; pero cuando seas viejo . Pero si no escucháis esto, mi alma sollozará en secreto por tal orgullo; mis ojos Así dice el SEÑOR mi Dios: Apacienta las ovejas destinadas para la matanza. Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir . Preview and download books by Adven7, including El Espíritu Santo y la Espiritualidad, Apacienta a mis ovejas: Pedro 1 y 2, El Libro de Romanos, and many.

Author: Goltizshura Daigore
Country: Greece
Language: English (Spanish)
Genre: Life
Published (Last): 27 August 2011
Pages: 79
PDF File Size: 4.34 Mb
ePub File Size: 6.75 Mb
ISBN: 392-6-38044-783-6
Downloads: 28255
Price: Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader: Mezilar

Acabamos de escuchar este pasaje de boca del lector. Este es el primer motivo por el que se censura a estos pastores: En el hecho de ser cristianos miramos nuestra propia utilidad; en el hecho de estar al oveias de vosotros, la vuestra.

Con todo, Dios quiso mantener oculto uno y otro: Pueden, y lo que pueden lo hacen. Hicisteis bien en socorrer mis necesidades. Pues he aprendido a bastarme con lo que tengo. Todo lo puedo en aquel que me conforta. Aquello de que se vive, para unos es de necesidad aceptarlo ovehas para otros es de caridad darlo.

Pues si lo venden de esta forma, venden una realidad grandiosa a un precio insignificante.

Similar authors to follow

Quien da leche ofrece alimento; quien da lana otorga un honor. Y, sin embargo, se acerca a la oveja enferma, a la apestada, para sajarle la herida, sin transigir con la podredumbre. La misericordia de Dios es grande y todo lo perdona.

Pero aquellos malos pastores no las perdonan. Estas viven por la misericordia de Dios; con todo, por lo que se refiere a los malos pastores, las matan. Digo y repito a vuestra caridad: Quien le imita, muere; quien no le imita, sigue con vida. Los cristianos han de imitar los padecimientos de Cristo, no han de buscar placeres.

En sus sufrimientos nos propuso un ejemplo. Hay otras, en cambio, que cuando oyen que ineludiblemente van a llegar pruebas -que en verdad conviene que sobrevengan al cristiano, y que no las siente nadie sino quien verdaderamente quiere ser cristiano- al acercarse algunas, se rompen una pata y comienzan a cojear.

Al menos no abandones al que corrige y exhorta, al que atemoriza y consuela, al que hiere y sana. Es como si quisieras hacer esto con el alma: De esto he hablado ya.

Me atrevo a decirlo sin tapujos: A tiempo a los que quieren; a destiempo a los que no quieren. Indiscutiblemente soy importuno, me atrevo a decirlo. No te temo a ti, pues no puedes sustituir el tribunal de Cristo por el de Donato.

  HALVARD SOLNESS PDF

Es poco decir que me duele verte descarriada y en trance de perecer. Escucha lo que sigue: El primero es el monte; el segundo, la colina.

No creas que haces una ofensa a los montes santos cuando dices: Monte era quien clamaba: Al buscar apacient lo terreno, aman lo que brilla en la faz de la tierra; por ello suspiran. Por toda la faz apaciena la tierra: No todos los herejes se hallan en toda la tierra, pero en toda ella hay herejes. Los sarmientos permanecieron en el lugar en que fueron cortados.

Apacienta a mis ovejas: Pedro 1 y 2

No huboesto es, entre los pastores malos; no hubo quien las buscase, pero un hombre. De nuevo menciona al pastor: Escuchad y aprended, ovejas de Dios. Dios reclama sus ovejas a los malos pastores, y les pide cuentas de su muerte.

Pues en otro lugar dice por medio del mismo profeta: Si yo digo al pecador: Muere el pecador y muere justamente; muere por su impiedad y su pecado; la negligencia del pastor le ha dado muerte. Por esto mismo, a nosotros nos corresponde no callar; a vosotros, en cambio, os toca escuchar, aun cuando nosotros callemos, las palabras del pastor en las Santas Escrituras. Veo que, efectivamente, quita las ovejas a los pastores malos.

Dicen lo que yo les digo, pero no lo cumplen. Esto suelen decirlo frecuentemente los herejes, cuando la verdad manifiesta los deja convictos: El amo reclama la vida de la oveja. Esto es lo que oigo: No son ellos quienes os apacientan, sino Dios, puesto que, quieran o no, para llegar a la leche y a la lana, los pastores han de anunciar la palabra de Dios.

Esto mismo se dice en el salmo: Los malos pastores no se preocuparon; no las rescataron con su sangre. Las busca, atraviesa la niebla con ojos penetrantes, sin que se lo impida la oscuridad de las nubes.

Las ve, llama a la descarriada en cualquier lugar, para que se cumpla lo que dice en el Evangelio: Espesa es la niebla, intensa la lluvia: Por esto, para que no pongamos nuestra esperanza ni siquiera en los montes buenos, dijo: Concluye de esta forma: Tanto nuestro temor como nuestro amor son inseguros. Sabe lo que debe hacer: Estamos hablando del pastor bueno.

El diablo no dice: Viene aquel que congrega de todas las partes sus ovejas.

Por esto se dice: Esto lo puedes ver en el mismo libro: Pensemos en un hereje cualquiera. Aunque no es hermano del diablo, ciertamente es su ayudante e hijo. Los herejes pelean contra la verdad, y eso ya desde el momento en que se separaron. No tiene sentido que diga: Pues no quieres juzgar lo cierto, ni sobre tu error, ni sobre la verdad.

  CONQUISTA DE LO INTIL DE WERNER HERZOG PDF

Al contrario de ti, Cristo apacienta con justicia, distingue las ovejas que son suyas de las ovejs no lo son. Pues no faltan los buenos pastores, pero se hallan en uno solo. Y por llibro vez: Asegura la caridad para consolidar la unidad.

Ovsjas pensaba en la librl de pastores, como si el profeta anunciase como venideros estos malos tiempos, cuando dijo: Veamos si es la voz del cordero o la de la perdiz. Su cara desconocida te sorprende ya sea a ti, ya a tu ministro. Rechazado por ti, es aceptado por Cristo. Aunque son malos hermanos, son, sin embargo, hermanos. Y los otros replican: Veamos si es la voz de Cristo, la voz del pastor, la voz que siguen las ovejas. Sea que la pronuncie un hombre bueno, sea que la pronuncie un hombre malo, veamos si es la voz del pastor.

Yo busco la voz del pastor. Si lo hicieron, no son pastores. Y en el salmo: Pues ni ellos pudieron decir algo de verdadero sin lbiro palabra de Dios, que es Cristo.

En verdad os digo que no he encontrado fe tan grande en Israel. Abandonad la voz del lobo, seguid la voz del pastor; o aportad la voz del pastor.

Adven7 on Apple Books

Conocemos el Cantar de los cantares, canto sagrado, canto amoroso del amor santo, de la santa caridad, de la santa dulzura. Lo que tal vez no entiendes. En la medida en que pueda, voy a exponer, hermanos, aquellas palabras. En primer lugar -y esto lo advierten todos con facilidad, hasta los no instruidos- distinguen mal las mismas palabras. La esposa habla al esposo: Que esto lo dice la esposa al esposo, la Iglesia a Cristo, no lo ponemos en duda ni nosotros ni ellos.

Pero escucha la totalidad de las palabras de la esposa. Lo pregunto a cualquiera: Escucha que dice oculta para que todo lo dicho te resulte manifiesto. En la lengua latina se habla de sodalesmiw si se tratase de comensales simuledalespor el hecho de que comen de la misma mesa.

En todo el orbe de la tierra. Si eres hermosa, hay unidad en ti.